Inicio Aculturalización

Aculturalización

Agencias Misioneras Sí o No

Agencias Misioneras Sí o No
Los Mahra de Yemen - Etnia Totalmente No Alcanzada

«¿Es realmente necesario utilizar organizaciones paralelas para llevar a cabo la obra misionera?» Para contestar esta pregunta, debemos acudir a tres fuentes de información: 1) La Biblia, 2) La historia del movimiento cristiano mundial y 3) Consideraciones pragmáticas. Solo con esta «mezcla» de información podremos construir una respuesta adecuada a esta inquietud.

El Misionero Ante Las Culturas Indigenas

El Misionero Ante Las Culturas Indigenas

La presente comunicación tiene por objeto describir, desde el punto de vista antropológico, algunos aspectos del contacto cultural entre el misionero y el indígena.

El Choque Cultural

El Choque Cultural

El Choque Cultural es un termino que fue introducido por primera vez en 1958 describe la ansiedad producida por la perdida del sentido de que hacer, cuando hacer, o como hacer las cosas en un nuevo ambiente. Este termino expresa un sentimiento de falta de dirección porque uno no conoce que es apropiado o inapropiado en el nuevo lugar. Se presenta generalmente después de las primeras semanas de haber llegado a un nuevo sitio.

Cómo Adaptarnos a la Nueva Cultura

La clave para adaptarse al estilo de vida es conocer cómo cada cultura satisface sus necesidades básicas. Cada cultura tiene un estilo de vida, es decir, una forma de cubrir sus necesidades básicas. Bronislaw Malinowski, antropólogo británico, describió las siete necesidades básicas de todo grupo humano.

Fuente: El Choque Cultural y La Gran Comisión, Cómo Adaptarnos a las Nuevas Culturas – Por el Dr. Eduardo José Flores Sauceda

Algunas Crisis Que Suelen Vivir Los Misioneros

Marcia Tostes escribió “La realidad de la vida del misionero es marcada por cambios constantes, con consecuencias, muchas veces trágicas, para la continuidad de la obra misionera. 

Qué Hacer Cuando Nos Estamos Enfrentando Ante El “Choque Cultural”

Para cualquier persona que vive en un país como extranjero es importante reconocer que el “choque cultural” es normal e inevitable. El misionero no debe pensar que es suficientemente fuerte o maduro para evitar los efectos de esta realidad. El aceptar que vamos a experimentar algunos efectos es el primer paso en superar los efectos negativos y de aprender a adaptarse bien y funcionar eficazmente en la nueva cultura en que se vive.

Puede La Escritura Ayudarnos Con Principios Para El Ajuste Entre Las Culturas

La Palabra de Dios da algunos ejemplos y principios de ayuda para el misionero que está buscando los principios adecuados para adaptarse a una cultura distinta. Durante este mes toma tiempo de leer estas porciones de la Biblia, buscando orientación en cuanto a cómo adaptarse como extranjero que vive en otra cultura. Comparte AQUÍ lo que aprendes después de meditar en los pasajes abajo…

Guia Básica Para Los Viajes Misioneros

Los voluntarios nunca reemplazarán a los misioneros de carrera. El apoyo de voluntarios como usted incrementa la efectividad de los misioneros de carrera siempre que se integre como parte vital de la estrategia de campo. Muchas veces los voluntarios proveen una plataforma para que los misioneros penetren a una nueva etnia, comunidad o nivel de la sociedad. Los voluntarios responden a la obra de Dios en todo el mundo. Son “llamados” y “especialmente equipados” para realizar la tarea que tienen en sus manos.

El Cerebro De Un Bebé Y El Aprendizaje De Lenguas

Los niños aprenden idiomas con gran facilidad, como sabemos. Averiguar cómo y por qué pueden hacerlo tal vez pueda facilitar a los adultos el aprendizaje de nuevas lenguas. Una nueva investigación de la Universidad de Washington mostró en forma hasta ahora desconocida, cómo se desarrolla este proceso en el cerebro de los bebés. 

Cinco Motivos para Estudiar la Cultura

Cuanto más profundizamos en la comunicación transcultural, más reconocemos la importanciade conocer la mentalidad de la gente. ¿Qué piensan? ¿Cómo ven las cosas? ¿Cómo reaccionan? Como plantadores de iglesias, debemos entregarnos a la tarea de conocer la cultura de la gente. Sólo al hacerlo, podremos adaptar el mensaje para comunicar lo que realmente se quiere decir.